El mejor regalo para sus hijos: Atención positiva

Ya que nos encontramos en el periodo de vacaciones, quisimos enfocarnos en los niños. Desde hoy, publicaremos un artículo simple, pero que le hará ser más consciente que, el mejor regalo para sus hijo(s) es la atención.

Esperamos que durante estas vacaciones, todos los niños reciban lo que se merecen, no solamente en cosas materiales, pero también inmateriales y que tienen un impacto por siempre. Lo más importante que un niño necesita de su padre es una prueba, una demostración de su amor. Para la mayoría de los niños, esto se puede manifestar en forma de atención. Si no le das a tu hijo(s) atención, harán lo que sea para obtenerla. Los niños ‘malcriados’ o que piden mucha atención, no se comportan de esa forma porque son malas personas, pero porque necesitan de la atención para crecer y prosperar.

Cuando un niño hace una travesura, esa es la forma más efectiva que aprendieron a recibir la atención de sus padres. Ellos saben cuando no estuvieron bien, y como pujar los limites de sus padres, porque sus padres reaccionen dándoles atención. Estos niños no diferencian entre atención negativa y atención positiva; solo quieren la atención de cualquier forma posible. Es su deber, como padre(s), de asegurarse que sus hijo(s) no tengan la necesidad de buscar la forma negativa de atención.

La Necesidad de Atención

Los niños tienen la necesidad fisiológica de atención. Estudios demuestran que, sin una relación o atención, los bebes pueden presentar complicaciones de salud y hasta pueden morir. Atención de un padre puede estar conectada con el cuerpo que produce ciertas hormonas que ayudan al niño a crecer. Por eso, los niños están muy bien equipados para seleccionar entre actos y comportamientos que adquieren para obtener la atención que necesitan.

Por su lado, es un acto simple de sobrevivencia. Como un padre, debe saber cuál es la forma de atención que está inculcando en sus hijo(s) a buscar y reaccionar ante. Hay tres formas de atención:

Atención Positiva

Atención Negativa

Ninguna Atención, Neutral

Obviamente, esta última es la más peligrosa. Los niños que no reciben la atención que necesitan, no pueden, y no se desarrollan adecuadamente; sufren problemas emocionales y mentales a causa de la negligencia.

A lo que se debe aspirar es, naturalmente, a brindar a sus hijo(s) la atención positiva, pero muchas veces nosotros mismo damos exactamente el tipo de atención negativa que intentamos evitar.

Vayan por la Atención Positiva

Si quieren que sus hijo(s) reaccionen ante, y busquen atención positiva de ustedes, deben estar preparados a iniciar una campaña preventiva contra la atención negativa. Deben poder identificar cuando sus hijo(s) están comportándose, y no siempre esto es fácil en lugar de dar atención a las cosas que son malas o negativas. Tenemos más tendencia a castigar a un niño por su mal comportamiento, en lugar de reconocer cualquier buen comportamiento. Pero si hacemos un esfuerzo mayor, es posible. Cuando tenga la oportunidad, elogie a sus hijo(s), asegúrese de ser específico y auténtico en su elogio.

No solo los descarte con una frase como ‘bien hecho’, porque eso solo los incitará a sentirse descartados. Pero utilice la oportunidad para brindar atención de verdad, sin preguntar nada a cambio. Expertos aseguran que 15 minutos del tipo de tiempo de calidad, puede resultar en 30 minutos en que sus hijo(s) no necesiten de su atención. Sentirán que obtuvieron suficiente por un tiempo.

Algunos ejemplos concretos para brindar atención positiva real.

A continuación, algunas ideas concretas que puede intentar:

– Sonría con ellos.

– Dele a su hijo un ‘apretón de mano’ (oprima su mano tres veces significa “te amo”).

– Dedíqueles una canción.

– Dígales lo feliz que esta de contar con su compañía.

– Saque una foto de algo de lo que ellos están orgullosos

– Cuando los recoja del colegio, lléveles algo que les gusta (de comer o beber).

– Planifique tiempo para compartir.

– Que lo escuchen hablar con alguien de su buen comportamiento.

– Escuche con atención cuando hablen.

– Dígales que noto su buen comportamiento.

– Deles un ‘high five’.

– Permítales escoger una comida, o si puede, un lugar para comer.

– Hágales una tarjeta.

– Acarícielos cuando pase cerca.

– Ponga flores frescas en su habitación.

– Si tienen teléfono, envíeles un texto para dejarles saber que está pensando en ellos.

– Apapáchense.

– Ponga sus certificados o fotos en la pared.

– Pregúnteles si puede unírseles o ver lo que están haciendo.

– Siéntese a su lado.

– Prepara su comida favorita.

– Deje su teléfono lejos.

– Escriba un poema sobre ellos.

– Juegue un juego de mesa.

– Lean libros juntos.

– Dele su atención total.

– Permanezca y siga su entrenamiento de deporte/lección de música que estén haciendo.

– Ponga una nota en su cartuchera o lonchera.

– Sostenga su mano, crucen brazos.

– Hagan manualidades, cocinen juntos.

– Deje una sorpresa sobre su almohada a la hora de dormir.

– Vean una película/serie de televisión juntos.

– Salgan a caminar juntos.

– Vean juntos fotografías viejas.

Pensamiento Final

Todos los niños se comportan mejor en un ambiente donde son apoyados, motivados y que disfrutan. Ellos crecen y se desarrollan a través de interacciones repetidas, positivas en sus primeras relaciones. Liberty Hyde Bailey dijo una vez, que las plantas de un jardín requieren paciencia, trabajo y atención. Las plantas no solo crecen para satisfacer las ambiciones o para completa buenas intenciones; ellas prosperan porque una persona puso su esfuerzo en ellas.

Nuestros niños son iguales. Nosotros somos los padres que deben poner un esfuerzo en nuestros hijo(s). La atención positiva da sus frutos a largo plazo; quizás no esté consciente de sus efectos inmediatos, pero un día recibirá la recompensa de haber invertido la atención positiva en sus hijo(s).

Los niños que no reciben atención positiva por su buen comportamiento, buscará esa atención con mal comportamiento. Lo que usted haga hoy, quedará grabado por el resto de la vida, en la memoria de su hijo.

Usted es quien, como padre, escoge que quiere que ellos recuerden: Cosas positivas o negativas. No somos perfectos, pero hasta donde pueda, de lo mejor de sí mismo y no olvide de perdonarse a sí mismo cuando haga un error. Solamente no permita que ese error se convierta en un patrón y aprenda a admitir y aceptar frente a su hijo, que usted también se puede equivocar.

El contenido de esta información no es substituto de un consejo profesional, diagnostico o tratamiento. Para más información, contactar al Departamento de Asuntos Sociales al 528-1100 o dele ‘Me Gusta’ a su página de Facebook “Departamento di Asunto Social” y así manténgase bien informado, y a la vez, obtenga información valioso para usted y su familia.

Comentarios

Comentarios