Policía Juni Cardoze utilizó su arma reglamentaria para asesinar a su familia

El lunes en la noche (hora de Holanda), sucedió un caso lamentable de asesinato en el vecindario Sterrenburg de la ciudad de Dordrecht, en Holanda. El sospechoso es Wendell ‘Juni’ Cardoze, de 35 años, quien es un Policía Arubiano. Le disparó a su esposa Marjori Gressman, también de Aruba, y a su dos hijas de 8 y 12 años, para finalmente quitarse la vida. Hoy la Justicia de Holanda confirmó que encontraron el arma reglamentaria del oficial y que esta fue utilizada para asesinar a la familia y después suicidarse.

Juni Cardoze se graduó de Policía en Aruba, alrededor del año 2003, y después de 5 años laborando en el distrito de Oranjestad y Noord, optó por irse a vivir a Holanda. Logró convertirse en agente policial y formó parte de un Flex Team, que puede fungir en diferentes secciones de la Policía.

Detectives del Reino ahora investigan si tenía permiso de llevarse el arma de fuego a casa. Normalmente, los agentes policiales deben dejar su arma reglamentaria en el trabajo, y si la llevan a la casa, debe tenerla segura en una caja fuerte.

Los vecinos contaron que la pareja estaba en proceso de divorcio y pasaban por momentos turbulentos. Que condujo a que el policía tomara una decisión tan drástica, permanecerá como un misterio por siempre, ya que todos los testigos dentro de la casa murieron.

Fuerza a los familiares de las 4 víctimas de este drama pasional en Holanda.

Comentarios

Comentarios