Se sospecha que fugitivo escapó por la torre de vigilancia #2

La huida del peligroso criminal, Gerson Martina sucedió sin que nadie se diera cuenta; lo que significa que puede repetirse con otro preso. Son muchos los factores en juego, incluyendo el descuido en la vigilancia, mientras los presos están en el patio para su tiempo fuera de la celda.

KIA es una bomba de tiempo, y después de dos años, finalmente se nombró a un Director nuevo hace algunas semanas. El debe encargarse ahora de la situación y atender con todos los retos que existen.

El instituto correccional cuenta con cuidadores en el interior, y también tienen a oficiales del Cuerpo Especial Arubano (CEA) para vigilar los exteriores. Lo que quiere decir que, todos quienes ingresan o salen de la prisión, deben pasar por un control realizado por agentes de CEA. Adicionalmente, tienen la tarea ocupar las torres de vigilancia alrededor de la prisión.

El problema está en que, algunas de estas torres, no están en funcionamiento. Fueron desaprobadas, y como tal, no se permite que el personal de CEA las utilice. Tampoco fueron reparadas para reintegrarlas así, al sistema de vigilancia de la prisión.

Esta es información que lo internos conocen muy bien; ellos saben todo lo que pasa allí. Por eso mismo, saben también como desplazarse sin ser notados. Probablemente así fue como Gerson Martina logró burlar la vigilancia y las dos paredes altas. Atan las sabanas para utilizarlas como soga y subir la pared. Luego de saltar la primera pared, se dirigen a la torre de vigilancia #2 que esta vacía.

Información extraoficial indica que se encontró la puerta de esta torre abierta, además de señales contra las normas. No se acostumbra a dejar estas puertas abiertas. También se pudo conocer que encontraron ciertos materiales como vigas o tablas, potencialmente útiles en un escape.

Mientras tanto, Gerson Martina continúa fugitivo. Debía cumplir nueve meses más de su condena por el atraco cometido. Las autoridades lo consideran un individuo peligroso. En tres ocasiones intentó matar a un oficial, y en todas, logró herir al agente con heridas de seriedad. Es por esto que, quienes sepan de su paradero, deben llamar inmediatamente al 11141, o al 100 para informarle a la Policía.

Comentarios

Comentarios