Estoy feliz porque ahora la verdad saldrá a relucir

El miércoles, el día en el cual el Parlamento dio inicio a la sesión para debatir la ley del manejo de desperdicios, empezó también con redadas en las residencias de Benny Sevinger, Gaby Werleman y Leoncita Arends. Esta última, durante y después de la campaña, fue acusada por el partido MEP de obtener terrenos del gobierno para comercializarlos. En su casa fue donde se confiscó la mayor cantidad de material.

Cabe mencionar que, hasta ahora, nadie ha sido detenido en estas redadas. Al final de la acción por parte de las autoridades en su casa, Arends brindó declaraciones de lo sucedido. Bien temprano, un grupo grande de personas llegaron a su casa y le informaron que tenían una orden del Fiscal para llevar a cabo una investigación en su casa. Este operativo concluyó alrededor del mediodía, donde se utilizó una van para transportar todo el material confiscado.

Para Arends, esto no es más que politiquería, y para colmos, en el día que el Parlamento debe debatir la ley de Serlimar. La locutora radial dio a conocer que no siente miedo de decir que esta acción se dio a lugar con la intermediación de la primera ministra y el ministro Otmar Oduber. “Quizás esta sea una de sus satisfacciones antes de dejar su puesto. Creo que está consciente que todo el mundo ya sabe qué tipo de persona es. La forma como te comportas demuestra que tipo de persona eres.”

A pesar de la situación, Arends expresó su gratitud hacia los funcionarios del RST (Equipo de Cooperacion Detectivesco) y Landsrecherche (Detectives Nacionales) quienes fueron muy cordiales y se comportaron de una forma muy correcta. “Fueron muy lindos conmigo,” dijo.

Todo esto sucedió en presencia de sus abogados, Zuhaila Marchena y Chris Lejuez. El documento que se le fue entregado, indica que se le sospecha de falsificación de documento, soborno y estafa. Esto le hizo recordar como hace dos años, durante la campaña política, publicaron un periódico con material robado de su computadora por Ofelia Beyde, quien en ese entonces gozaba de su confianza, pero era una loba vestida de oveja.

Arends indico que ella sabe de todas las maniobras para intentar retener terrenos otorgados a ella o su familia, pero que es demasiado tarde. Pero que, si algo estuvo mal en eso, es lo que ahora deben comprobar. Es evidente que desde que Oduber se convirtió en ministro, no se habla más de los 90 mil metros cuadrado de terreno, tal y como se vociferó durante la campaña para a tachar su nombre sin tener fundamentos.

En varias ocasiones, Leoncita Arends repitió que la justicia debe estar bien preparada porque uno es inocente hasta que se demuestre lo contario.

También mencionó que hay venezolanos obteniendo terrenos por doquier, y por qué entonces un Arubiano no, se pregunta. En relación a esto, también pregunta cómo puede ser que una persona se pensione o deje de trabajar a los 46 años. “Ni yo puedo hacer eso con mis 63 años. ¿Por qué el sí? Hay que pensar más allá…” finalizó diciendo.

Comentarios

Comentarios